24.6 C
Buenos Aires
sábado, diciembre 3, 2022

«Por unas horas se olvidó que cada uno es cada cual…»

Si bien el carnaval es una fiesta relacionada con la Iglesia ya que comienza el Miércoles de Ceniza y acaba al martes siguiente (Martes Gordo o Mardi Gras como le decían los franceses y así pasó a los Estados Unidos), su origen es pagano. Probablemente haya sido la versión cristiana de las fiestas que se realizaban en honor a Baco, como las Saturnalia y las Lupercales.

Nadie está muy seguro del origen de la palabra, aunque la etimología más plausible (o al menos la más difundida) es CARNE VALE o “adiós a la carne”, porque con el carnaval comienza la cuaresma y la abstención de comer carne.

Si bien la celebración de carnaval está difundida en el mundo, cada país lo adopta con más o menos entusiasmo, según los tiempos y las necesidades políticas de cada momento… Sí, leyó bien, política, porque como todo acto humano, algunos aprovechan las circunstancias para lucrar o sacar provecho.

Tal es el caso de uno de los carnavales más célebres del mundo, el de Venecia, instituido en 1296 a fin de que las clases altas tomasen contacto con las bajas y librar así tensiones sociales entre personas… máscaras de por medio (porque la etimología de la palabra persona es “máscara teatral”, la que usamos en la vida diaria…)

El carnaval de Venecia duraba meses y era no solo una forma de confraternizar, sino de ocultar los excesos. Gente de toda Europa visitaba el lugar para estas fechas, especialmente aristócratas que querían pasar unos buenos momentos sin guardar el recato propio de su posición… careta de por medio.

Como todas las cosas divertidas pueden ser peligrosas o pecaminosas, no falta quien las prohiba. En el caso de Venecia fue Napoleón quien aguó la fiesta…

carnevale2.jpg

Venecia

Venecia

carnevale-pietro-longhi-rid.jpg

Carnaval

Carnaval

Lingelbach_Karneval_in_Rom_001c.jpg

Roma

Roma

Masquerade

Masquerade

La tradición veneciana fue llevada a otras partes de Europa y la idea prendió entre los portugueses que llevaron la costumbre a Brasil donde la población de color dio, justamente, un toque de color, con indumentarias más llamativas, música más alegre (la samba fue introducida recién en el año 1917) y hasta un lugar especial para desfilar (el célebre Sambódromo diseñado por el afamado arquitecto Oscar Niemeyer). La necesidad de limitar los desfiles surgió cuando las comparsas se hacían en la Av. Marquês de Sapucaí convirtiendo en un caos la circulación de Río de Janeiro. De Brasil pasó a Colonia del Sacramento y de allí a Montevideo donde los esclavos se vestían de colores chillones para bailar fuera de las murallas de la ciudad. Justamente, en esta ciudad, se originan las murgas, cuando una compañía de zarzuelas originaria de Cadíz (y por tal razón llamada “La gaditana”), a falta de espectadores en un teatro, salió a la calle a ejecutar cánticos en un tono más popular y picaresco que el usado hasta entonces. Por tal razón, la primera murga o comparsa se llamó “La gaditana se va”.

Desde principios del siglo XX han proliferado estas murgas al ritmo del candombe y las “llamadas” de los tamboriles.

unnamed.jpg

Brasil

Brasil

carnaval_de_rio_de_janeiro_

Río de Janeiro

Río de Janeiro

Candombe1870-Uruguay.jpg

Candombe

Candombe

imagenes5661a.jpg

Uruguay

Uruguay

Del otro lado del Río de la Plata también había esclavos (de hecho, casi el 30% de la población era de color porque no debemos olvidar que el nuestro era un puerto negrero). Como para las clases altas esta era una costumbre bárbara, las celebraciones se limitaron a lugares cerrados y fueron prohibidas durante los gobiernos de Rosas, a pesar del ascendiente del gobernador y su hija sobre la población negra de Buenos Aires que solía homenajearlos con bailes y desfiles, aunque no fuese carnaval.

Curiosamente, fue Sarmiento quien promocionó esta costumbre que había conocido en Europa. Desde 1869 las murgas, comparsas y bailes proliferaron entre los porteños. Además de los disfraces típicamente venecianos (colombina y arlequín), la gente solía caracterizarse como payasos, indios, Tarzán, con derroche de papel picado, pomos (que originalmente eran de agua de colonia), serpentinas y baldazos de agua, que creaban más de una situación conflictiva. Justamente para evitar tales excesos fueron desalentados estos festejos durante los gobiernos militares.

carnaval.jpg

Argentina

Argentina

Con la llegada de la democracia las murgas y compradas fueron ganando nuevamente el carácter festivo de antaño, recuperando su identidad incaica en las provincias del noroeste, su espíritu festivo en Corrientes, Entre Ríos y distintas localidades de la Provincia de Buenos Aires, donde adquirieron vuelo propio como en Lincoln (con sus carrozas mecánicas), Dolores y 25 de Mayo entre otras.

Muerto el Rey Momo (el Dios de los escritores sarcásticos y burlones), como en la canción de Serrat: después que el prohombre y el villano hayan bailando y dado la mano, cada uno vuelve a ser cada cual.

carnaval-gualeguaychú.jpg

Entre Ríos

Entre Ríos

corrientes

Corrientes

Corrientes

1582284133_251363_1582284914_noticia_normal.jpg

Buenos Aires

Buenos Aires

Las más leídas